LA ILUSTRACIÓN DE SIERRA MORENA Y ANDALUCÍA
COLONIAE GEMELLAE AD MARIANOS MONTES ET BAETICAM


1835-2010. 175 Aniversario de la creación del Ayuntamiento de Aldeaquemada. Ponencia desarrollada dentro de las XI Jornadas de Promoción de Recursos Turísticos de Aldeaquemada. (Caza, Turismo y Gastronomía) el 9 de mayo de 2010 por Francisco José Pérez Fernández, Cronista Oficial de la Nueva Población de Aldeaquemada.




Francisco José Pérez y Manuel Fernández, alcalde de Aldeaquemada.



Francisco José Pérez y Manuel Fernández, alcalde de Aldeaquemada.



 


INTRODUCCIÓN.


            Buenas tardes amigos y amigas, en primer lugar, quiero agradecer al Excmo. Ayuntamiento de Aldeaquemada y al señor alcalde-presidente, don Manuel Fernández Vela, el querer contar conmigo un año más en estas Jornadas de Promoción de Recursos Turísticos, que ya son referencia en el panorama provincial.  También quisiera aprovechar esta ocasión, para agradecer a los señores concejales de este Ayuntamiento, el haberse puesto de acuerdo para nombrarme por unanimidad, cronista oficial de esta población junto a nuestro querido y admirado don Carlos Sánchez-Batalla Martínez, gran maestro y mejor amigo. Como depositario de este cargo honorífico, me pongo a la disposición de esta colonia y de sus vecinos, esperando que mis investigaciones y asesoramientos sirvan para que Aldeaquemada, continúe siendo una de las referencias culturales de la provincia de Jaén gracias a su entorno natural, con la Cascada de la Cimbarra; sus pinturas rupestres, con sus 25 grupos de arte rupestre Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y del Siglo de las  Luces, fruto del proyecto colonizador de rey Carlos III.


En este último sentido, pocas poblaciones, villas o ciudades, pueden presumir de tener aniversarios significativos que rememoren acontecimientos pasados de vital importancia para su ciudadanía. Aldeaquemada, población con tan solo 242 años, tiene la suerte de contar con días señalados que son muestra de un pasado joven pero al mismo tiempo muy rico en matices.


 


ANTECEDENTES.


En 1768, Pablo de Olavide y Jáuregui, Superintendente de las Nuevas Poblaciones tuvo para bien crear prácticamente en el centro de la Sierra, entre milenarios caminos y ancestrales bosques, una de sus colonias. Lo primero que hizo, fue preparar el terreno, y traer los materiales necesarios para empezar a construir casas e iglesia, y la adhirió al Fuero de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena, carta puebla que determinaba la forma en que se tendrían que crear y gobernar Aldeaquemada junto con sus poblaciones hermanas que se estaban realizando en Sierra Morena (La Carolina, Santa Elena, Miranda, Guarromán, Carboneros, Arquillos, Montizón, Navas de Tolosa y Rumblar) y en la Baja Andalucía (La Carlota, San Sebastián de los Ballesteros, La Luisiana y Fuente Palmera).


Solo Faltaba enviar hacia Aldeaquemada el elemento indispensable que le dio sentido a esta colonización o experimento, como se le ha llamado en numerosas ocasiones, es decir, las personas, que en principio fueron fundamentalmente atraídos de Europa Central desde los obispados y regiones de Aquitaine, Alsacia, Basel, Beinheim, Besançon, Bremgarten, Caen, Cerdeña,  die Schweiz, Frenckenfeld, Genova, Konstanz, Lorraine, Lyon, Magyar Köztársaság, Mainz, Metz, Napoli, Piemonte, Rouen, Savoie, Strasburg, Schwaben, Speyer y Turin. Y en una segunda fase, debido a la gran mortalidad se reforzaron con hombres y mujeres de los reinos y regiones de Albacete, Alicante, Almería, Badajoz, Barcelona, Cádiz, Cartagena, Ciudad Real, Gerona, Granada, Jaén, Lérida, Madrid, Málaga, Murcia, Oviedo, Tarragona, Toledo, Valencia y Vitoria.


De esta manera, ya tenemos reunidos la tierra, el Fuero y las personas, a las que se denominaron colonos y colonas, elementos fundamentales para entender la creación y crecimiento de Aldeaquemada y su entidad diferenciadora, junto con sus poblaciones gemelas, como colonia dentro de la Andalucía de los siglos XVIII y  XIX.  


La estructura de administrativa de Aldeaquemada, y el resto de poblaciones era totalmente diferente a la de las otras provincias andaluzas y españolas.


-       Superintendencia de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena y Andalucía.


-       Subdelegación de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena.


-       Comandancia civil de Aldeaquemada.


-       Dos alcaldías de departamento o pedáneas.


Desde 1768 a 1835, se mantuvo esta estructura organizativa con alguna variación y algunos intentos de cambio:


- En el artículo XIV del Fuero de las Nuevas Poblaciones (este apartado nos expone que cada Feligresía o Concejo tendrá un diputado, además de un párroco, un alcalde y un personero del común. La misma instrucción nos señala que estos oficios no se podrán convertir en perpetuos, siendo electivos. Si bien, al final del texto deja al amparo del Superintendente el nombramientos de estos cargos o de otros equivalentes en los primeros cinco años).


- La propuesta de Pablo de Olavide en 1771. Intendencia: Ramo económico (Junta de propios de La Carolina y Junta de Propios de La Carlota); Ramo político: juntas municipales.


- La petición de memoriales que se realizó a principios del siglo XIX que fue el primer intento formal de supresión del Fuero de Población y de integración de las colonias dentro de la administración general de la España decimonónica.  En 1804, se efectuaron estas peticiones al entonces intendente Tomas José González Carvajal con la intención de cesar el Fuero de Población y de incorporar las poblaciones al régimen ordinario. Al final, el tema no se consideró y las colonias siguieron al amparo del Fuero.


Solo durante tres periodos de tiempo, esta estructura se vio afectada:


- En la invasión napoleónica: que determinó que durante el año 1810, se empezaron a poner en funcionamiento las herramientas fundamentales para convertir a Aldeaquemada en una Municipalidad, dentro de un sistema de subprefecturas y prefecturas al estilo francés, y que fue abortado gracias al fin de la Guerra de Independencia.


- Con las Cortes de Cádiz: La Carta Magna de 1812, en su artículo 310, y la Ley de 23 de mayo de 1812 obligaron a la creación de ayuntamientos constitucionales en las entidades de población que sobrepasaran las mil almas. Por otro lado, la desaparición de los privilegios y la búsqueda de la uniformidad legislativa para todos los españoles que pretendían los diputados de las Cortes gaditanas fueron radicalmente opuestas al carácter asistencial y proteccionista del Fuero de las Nuevas Poblaciones. El 28 de septiembre de 1812, en la Iglesia de la Inmaculada Concepción de La Carolina, el Intendente interino Pedro Delgado y los comandantes de las colonias de Sierra Morena, entre ellos el comandante de Aldeaquemada Simón de Campos, juraron solemnemente la Constitución. Después de varios informes, las Cortes de Cádiz estimaron el 19 de marzo de 1813 la necesidad de reintegrar las Nuevas Poblaciones a los antiguos reinos de Jaén, Córdoba y Sevilla a los que pertenecían sus tierras antes de su fundación. También propusieron la eliminación de la Intendencia de las Nuevas Poblaciones y de algunos de sus cargos por considerarlos gravosos para las colonias y sin perjuicio de la formación de ayuntamientos, realizarles las exenciones necesarias a cada población para su prosperidad futura. La creación de los consistorios en las colonias no estuvo exenta de polémicas en este periodo, entre ellas destacamos el intento de anexión por parte de Santa Elena del término de Aldeaquemada aprovechando un requerimiento de la Diputación Provincial en el que se aconsejó la unión de algunas de las antiguas feligresías al no llegar la mayoría a los mil habitantes que pedía la ley. Otra reclamación se produjo cuando el comandante civil de Aldeaquemada instruyó un expediente para que se eliminase la supremacía del Ayuntamiento de La Carolina sobre el de Aldeaquemada en 1813.


Todo este ambiente de cambio terminó para las antiguas colonias con la vuelta de Fernando VII al trono. El rey nombró a Pedro Matías Polo de Alcocer cómo nuevo Intendente el 29 de julio de 1814 y restituyó el Fuero de Población.


- En el Trienio Liberal con el Pronunciamiento del Comandante Riego (1820-1823): en 1822, se ratificó la estructura actual de Andalucía en ocho provincias que tendría como base el primer proyecto de división provincial elaborado en 1813, fundamentado en la independencia municipal con el Ayuntamiento como representante del municipio. Pero que con vuelta de Fernando VII, las colonias volvieron al Fuero de Población.


 


EL AYUNTAMIENTO DE ALDEAQUEMADA.


            De esta manera, desde 1823, hasta la muerte de Fernando VII en 1833, año en que empiezan a valorarse definitivamente la supresión del Fuero de las Nuevas Poblaciones, no se realizaran cambios importantes en la organización de las colonias. La ratificación de la definitiva estructura territorial de Andalucía, que fue sancionada por la R. O. de 30 de noviembre de 1833, gracias al ministro granadino Javier de Burgos fue el preludio del fin de las Nuevas Poblaciones como realidad administrativa, absorbidas dentro de la nueva estructura provincial. Bajo la Intendencia de Polo de Alcocer el Fuero de Población se abolió y las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena y Andalucía dejaron de ser la quinta entidad jurisdiccional de la Andalucía del Antiguo Régimen: Reinos de Sevilla, Córdoba, Jaén, Granada y el Partido de las Nuevas Poblaciones.     


La fecha clave fue el cinco de marzo de 1835, cuando la reina regente, María Cristina de Borbón, promulgó el decreto que puso fin al Fuero de Población de las Nuevas Poblaciones. La aventura colonial había terminado para Aldeaquemada y sus poblaciones hermanas de Sierra Morena y Andalucía, pues fueron adscritas dentro de la actual provincia de Jaén las primeras y bajo las provincias de Córdoba y Sevilla las segundas.


            De esta manera, se le encomendó a Ignacio de Rojas, Gobernador de Jaén, la tarea de transformar a las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena, colonias con una legislación propia, en poblaciones con la misma organización que el resto de España, es decir, en poblaciones gobernadas bajo un ayuntamiento con su alcalde y regidores o concejales, elegidos de entre algunos de los ciudadanos de la población. El 28 de marzo, el gobernador nombra ayuntamientos interinos en las colonias:


- Ayuntamiento de Aldeaquemada a 28 de marzo de 1835.


Alcalde: Bernardo Marín.


Regidor: Francisco Morales.


Diputado: Francisco Wigneter.


Procurador Síndico: José Araujo.


            Tres días después, concretamente el día 31 de marzo de 1835 se produce en La Carolina el acto oficial de jura y toma de posesión de los cargos. Así pues, esa fecha en concreto, la del 31 de marzo, podemos confirmarla como el punto de partida definitivo del Ayuntamiento de Aldeaquemada.


La casa del Comandante Civil de Aldeaquemada, se convirtió en Casa Consistorial y la independencia municipal llevó consigo la creación de algunas herramientas que eran utilizadas en el resto de la Corona española desde hacía siglos, entre ellas el «Libro de Actas Capitulares», que la organización centralizada de las Nuevas Poblaciones hacia innecesario pues todo era controlado desde la Intendencia. Este Libro se convirtió en el testigo de la vida municipal de Aldeaquemada, esto es fácilmente apreciable al comprobar cómo al paso de los años las páginas y sesiones de los libros de actas van creciendo de forma gradual conforme el Ayuntamiento va madurando como entidad autónoma dentro de la provincia de Jaén.       


Los antiguos colonos, pasaron a estar bajo el mismo régimen que el resto de poblaciones de España, recibiendo en propiedad las suertes y las casas, que habían sido cedidas por la Real Hacienda, con el derecho a poderlas vender o enajenar cuando lo estimaran oportuno.


Estos primeros años de independencia fueron muy duros para las antiguas colonias y Aldeaquemada, marcados por la escasez que sufrían los nuevos ayuntamientos, insuficientemente financiados y que debieron sostenerse gravando arbitrios y bienes de consumo, con el consiguiente lastre para su desarrollo. El gobierno del Estado, a través del Gobernador de la provincia se negaba a agilizar los trámites para asignar el caudal de propios a las  colonias, que se debían de obtener de los bienes pertenecientes a las antiguas colonias. Poco a poco, el estado fue asignando estos bienes, muchas veces de forma provisional, ocasionando graves perjuicios a los nuevos ayuntamientos que no disponían de una entrada fiable de recursos para financiar sus obligaciones. Hasta 1846, no se asignaron todos los bienes de propios a las antiguas poblaciones, y lo que es peor, solo se cedió un pequeño porcentaje del total de los Reales Fondos Coloniales.


Para finalizar, solo me queda decir, que Aldeaquemada, ahora población de la provincia de Jaén, tenía en 1835, trescientas sesenta y un habitantes. La mayoría de sus vecinos se dedicaban a la agricultura y la ganadería. En sus tierras se sembraban cereales, árboles frutales y se trabajaban huertas regadas con norias. Los plantíos de olivar y vid habían crecido en los años anteriores. El término al final, pudo conservar su dehesa de propios, destacando la Dehesa Boyal Navalacedra, y la mayor parte de la tierra se destinaba a pastos de los ganados en invierno, principalmente vacuno y cabrío.


            Ahora, 175 años después de la creación del primer ayuntamiento de Aldeaquemada solo nos queda valorar la herencia histórica, que no es poca, ya que se ha consolidado durante estos años siendo sin ningún tipo de complejo uno de los 97 municipios de la provincia de Jaén. Su pertenencia a las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena nos ha dejado una singular personalidad que nos hace diferentes, junto con nuestras poblaciones hermanas,  del resto de la realidad andaluza: apellidos que llaman la atención, antiguas fiestas y tradiciones como La Cuca o nuestra singular arquitectura y paisaje agrícola, son muestras de nuestro pasado más lejano que debemos cuidar y asegurar para que las próximas generaciones conozcan de donde vinieron los primeros aldeanos y aldeanas, de donde vienen sus costumbres y esa forma de ser, abierta y campechana, que es reflejo de los caminos que confluyen en su plaza, que ha visto crecer a todos los descendientes de los colonos del siglo XVIII y XIX, hoy ciudadanos y ciudadanas de de esta bella  provincia que es Jaén. 


Muchas gracias a todos por su atención y espero haberles aportado algo en este día festivo.


 


Aldeaquemada, a 9 de mayo de 2010


 


BIBLIOGRAFÍA.


 


- CAMACHO RODRÍGUEZ, Jesús Andrés y SÁNCHEZ-BATALLA MARTÍNEZ, Carlos, «Jura           de la Constitución de 1812  y repulsa de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena», en Mujer, Familia y Sociedad en las Nuevas Poblaciones, La Carolina, Centro de Estudios sobre Nuevas Poblaciones «Miguel Avilés», 1996, pp. 83-92.


- GARCÍA SÁNCHEZ, Adelaida, «Documentos que se conservan en el Archivo de la Diputación Provincial, referentes a la división territorial de la provincia de Jaén». Boletín del Instituto de Estudios Giennenses, nº 170, 1998, pp. 23-93.


- GONZÁLEZ DE MOLINA, Manuel y GÓMEZ OLIVER, Miguel (coord.), Historia Contemporánea de Andalucía, Granada, Proyecto Sur de Ediciones, 2000.


- HAMER FLORES, Adolfo, La Intendencia de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena y Andalucía, 1784-1835, Córdoba, Universidad de Córdoba, 2009.


- MADOZ, Pascual, Diccionario geográfico, estadístico e histórico de España y sus posesiones de ultramar: Jaén (1845-1850), Salamanca, Ámbito ediciones, 1988.


- PÉREZ FERNÁNDEZ, Francisco José, «La Ocupación francesa en las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena: Aldeaquemada», Revista Códice, En Prensa.


- PÉREZ FERNÁNDEZ, Francisco José, «El Ayuntamiento de Aldeaquemada en 1835», Al-masan. Revista de divulgación especializada sobre Historia, Arte, Arqueología y Patrimonio, 6, 2010, pp. 13-24.



- POLO DE ALCOCER, Pedro, Memoria histórica de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena  y Andalucía, La Carolina, Cuadernos del Seminario de Estudios Carolinenses, 1983.


- SÁNCHEZ-BATALLA MARTÍNEZ, Carlos: La Carolina: Historia de los 16 años que cierran la primera mitad del siglo XIX, Torredonjimeno, Caja Rural de Jaén, 2007.


- SUAREZ GALLEGO,  José María, Real Cedula de su majestad, y señores de su Consejo, que contienen la instrucción y fuero de población, que se debe observa en las que se formen de nuevo en la Sierra Morena con naturales, y extranjeros católico, La Carolina, Seminario de Estudios Guarromanenses, 1986.


- VÁZQUEZ LESMES, Rafael, «Las Nuevas Poblaciones en las Cortes de Cádiz», en AVILÉS FERNÁNDEZ, Miguel y SENA MEDINA, Guillermo (eds.): Carlos III y las «Nuevas Poblaciones», Córdoba, Universidad de Córdoba y Seminario de Estudios Carolinenses, 1988, II, pp. 103-120.


 


 



 

<< Atrás Añadir Comentario Nuevo
0 elementos
Añadir Comentario Nuevo
Nombre*
Asunto*
Comentario*
Indique el código de confirmación que puede ver en la imagen*
Volver a subir imagen

Créditos
prensa
Noticias
Publicaciones
Cartas de Mariano a Antonio
Marzo, 2010
Abril, 2010
Mayo, 2010
Junio, 2010
Julio, 2010
Agosto, 2010
Septiembre, 2010
Octubre, 2010
Noviembre, 2010
Diciembre, 2010
Enero, 2011
Febrero, 2011
Marzo, 2011
Abril, 2011
Mayo, 2011
Junio, 2011
Agosto, 2011
Noviembre, 2011
Diciembre, 2011
Enero, 2012
Abril, 2012
Mayo, 2012
Julio, 2012
Agosto, 2012
Septiembre, 2012
Octubre, 2012
Noviembre, 2012
Diciembre, 2012
Enero, 2013
Marzo, 2013
Abril, 2013
Junio, 2013
Julio, 2013
Octubre, 2013
Diciembre, 2013
Enero, 2014
Febrero, 2014
Abril, 2014
Mayo, 2014
Junio, 2014
Julio, 2014
Agosto, 2014
Septiembre, 2014
Octubre, 2014
Noviembre, 2014
Diciembre, 2014
Febrero, 2015
Abril, 2015
Mayo, 2015
Junio, 2015
Julio, 2015
Septiembre, 2015
Octubre, 2015
Noviembre, 2015
Diciembre, 2015
Enero, 2016
Febrero, 2016
Marzo, 2016
Abril, 2016
Mayo, 2016
Junio, 2016
Julio, 2016
Agosto, 2016
Noviembre, 2016
Diciembre, 2016
Febrero, 2017
Abril, 2017
Mayo, 2017
Julio, 2017
Agosto, 2017
Septiembre, 2017
Diciembre, 2017
InicioCurrículoActividades 2018Cronista Oficial de AldeaquemadaCronista Oficial de MontizónCronista Oficial de Navas de TolosaCronista Oficial de Santa ElenaLos colonos y Sánchez-BatallaColonos: Arch. Hist. Diócesis de JaénAutores de las coloniasDescargasLegislaciónEnlacesDerechos de autorCookies
Todas las fotografías y textos son propiedad del autor salvo que se indique lo contrario. Attribution-NonCommercial 4.0 International (CC BY-NC 4.0). Francisco José Pérez Fernández (C) 2008-2018.